miércoles, 10 de junio de 2015

LA MESA DULCE- EL MUNDO DE MICKEY

¡LUCAS CUMPLE 2 AÑOS!


Después de explicaros aquí cómo a partir de una idea, cumple de Lucas tema "Mickey Mousse", se empezó a fraguar todo, continúo contándoos cositas!
La mesa dulce, este detalle no puede faltar en cualquier evento que se precie y lo que tenía bastante claro era que iba a preparar una mesa dulce en la cual no faltara ni un detalle y como no con la temática elegida, Mickey Mousse y su mundo, así que bienvenidos al maravilloso mundo de Mickey!!!

Nada más entrar al local los invitados eran recibidos por esta maravillosa mesa, la cual dejaba constancia que se trataba de un cumpleaños donde el protagonista era Lucas y su inseparable amiguito Mickey.
Flanqueaban la mesa dos cestos con gusanitos, como no, en un cumple para niños de 2 y 3 años no podían faltar... unos gusanitos largos y las famosas palomitas de mantequilla que tanto gustan a niños y no tan niños.


En un lugar privilegiado, en el centro de la mesa coloqué la gran tarta, una tarta de galletas con chocolate decorada con merengue, pasta de azúcar y gominolas, muchas gominolas para darle color y vistosidad a la tarta y como no, con nuestro protagonista!
A ambos lados de la tarta, a modo de guardianes, dos macetas con piruletas de galleta de mantequilla decoradas con fondant y brochetas de gominolas.
Una combinación sencilla, las galletas reflejaban que se trataba del segundo cumpleaños de Lucas con la forma original de la cabeza y cuerpo de Mickey y las brochetas a juego con la combinación de colores elegida, resultaron muy originales!
En un extremo, delante de uno de los cestos de gusanitos, situé una bandeja con más galletas, adornadas de igual forma que las piruletas, sencillas pero geniales, para que cada invitado se llevase la suya a casa.
Justo detrás de las galletas, dispuse unas caretas que realicé con gomaeva, mi primer contacto con este material y he de reconocer que aunque elegí unas formas bastante simples, por mi falta de tiempo, me gustó mucho la experiencia y todavía más el resultado, recibir a los niños en la puerta, y desde el primer momento obsequiarles con una careta para que la llevaran puesta todo el evento fue un tremendo acierto, los niños disfrutaron con ellas de lo lindo.
Elegí las famosas orejas de Mickey para los niños y lo mismo con un lazo en rojo para las niñas, super original!!!
Otra chuche que no podía faltarle a un niño de esta edad son los chupa-chups o "pachus" como dice Lucas y como era de esperar los tuneé acordes a la ocasión, los enrollé en papel de seda negro y recorté, con una plantilla que me hice, caretitas de Mickey en diferentes colores, sólo tuve que pegar los mini Mickeys con un puntito de silicona y clavar los chupa-chups, ya véis, quedaron espectaculares!!!
No podían faltar las gominolas, distribuí en diferentes boles y cajitas chuches de varios modelos, formas y sabores, eso sí, acordes y uniformes con los colores de la mesa, deciros que no quedó ni una!

Me quedaba un detalle más en el que pensar y era dónde iban a llevarse los niños todas las gominolas  y detalles que había preparado, andaba perdida, no tenía idea de cómo hacerlo y he de reconocer que fue de repente, mientras estaba preparando los vasos y platos de plástico para poner la comida cuando ví unos vasos adecuados para tal fin, vasos de un plástico resistente y de un tamaño adecuado, sólo faltaba tunearlos y como no, tiré de las caretitas de Mickey que había hecho para los chupa-chups y los toppers de adorno y voilá, ya tenía un recipiente para mi cometido, los situé en una punta de la mesa y quedaron muy bien.
Una experiencia maravillosa... poder realizar este trabajo es alucinante y reconfortante ver las caras de los niños... Una pasada!!!


Espero que os haya gustado tanto como a mí hacerlo!

Un beso. Mª José

miércoles, 27 de mayo de 2015

LA INVITACIÓN DEL 2 CUMPLE DE LUCAS

¡Lucas cumple 2 años!


Hace varios días la persona que ocupa gran parte de mis pensamientos cumplió dos años, se hace mayor a pasos agigantados y ya va siendo consciente de muchas cosas por ello quise hacerle una fiesta a su medida donde él se sintiera bien.

El primer paso fue elegir la temática, cosa que tenía clara pues, a pesar de ser un niño que no se entretiene con nada tiene un pijama con la imagen de Mickey Mouse y le encanta así que la decisión estaba tomada, Mickey Mouse nos acompañaría en nuestra fiesta o mejor dicho "Miky Mun" jajaja, como dice el pequeño lucas, por mucho que le repito "Lucas es Mickey Mouse" me mira y dice "Miky Mun" y ya hasta le hemos cambiado el nombre al pobre ratoncito, se lo hemos acortado, ahora es "el Mun", la vida es así, jejeje...
Con esa idea clara, aproveché cada momento libre para indagar por la red y he de reconocer que al ser un personaje tan conocido, qué digo conocido, archiconocido, hay de todo tanto para decorar, como en forma de comida como detalles para regalar, vamos... lo que quieras...
Con dos o tres vistazos me fui componiendo en mi cabeza lo que quería, seleccionando y anotando lo que más me gustaba y estaba dentro de mis posibilidades, tanto por espacio como por tiempo pero como os digo se pueden hacer maravillas con esta temática.

El siguiente paso tras elaborar la lista de invitados fue preparar la invitación.

Su diseño no es idea mía sino que lo saqué de la red pero me pareció tan genial que no dudé ni un segundo en ponerme manos a la obra con ella, me preparé las plantillas con las medidas adecuadas, no quería que fuera muy grande.

Quería algo vistoso y atractivo pues así crearía expectación para el día de la fiesta.

Por eso al ver este formato me pareció ideal, transmitía todo lo que quería que transmitiera, va totalmente con la temática elegida para la fiesta, es infantil pero a la vez le gusta a los mayores, es sencillo pero a la par impacta,

Es coqueto y es increíblemente original!

La verdad que te llegan con una invitación así y no puedes decir que no asistes pues piensas en lo maravillosa que será la fiesta...
Otro aspecto que considero importante es lo que disfruté haciéndolas, no lo puedo transmitir con palabras porque no las encuentro, creo que no existen, lo bien que me lo pasé, lo bien que me sentí cada uno de esos ratitos y luego ves el resultado y es lo más...

En breve os contaré más cosas sobre el evento del año, de nuestro año pues un hijo no cumple años todos los días y menos cuando son dos añitos... jejeje

Espero que os haya gustado tanto como a mí hacerlas!

Un beso. Mª José.


lunes, 26 de enero de 2015

UN AGRADECIMIENTO CON BOTES DE CHUCHES

Con su llegada han cambiado mis prioridades, mis valores, mis inquietudes y en definitiva mi vida, toda ella ha dado un gran vuelco, me ha costado acostumbrarme, me ha costado asumir que tengo a alguien indefenso que depende completamente de mí y asusta, asusta y mucho pero doy vueltas, doy vueltas a mi alrededor, doy vueltas en mi cabeza, doy vueltas en su mundo, que es el mío y llego hasta ser quien ahora soy, y me siento agradecida, agradecida por haber podido vivir esta experiencia, agradecida por ver crecer a esa persona, agradecida por ver su sonrisa, agradecida cuando se coge a mi pierna y con una dulce mirada me dice "mamá", es maravilloso...
Pero todo esto no es fruto sólo nuestro, según dicen los expertos, un niño absorbe mucho de 0 a 3 años, digamos que es una etapa muy importante en el desarrollo de ese niño para llegar a ser la persona que será en un futuro, y en ello las educadoras y auxiliares de su cole tienen gran parte de culpa y en señal de agradecimiento quería obsequiarlas con un detalle, algo simbólico pero chocante y en una de mis visitas por la red encontré un blog estupendo, aquí podéis verlo, y me pareció una idea estupenda elaborar y decorar unos botes de chuches para todas ellas, porque, a quién no le gustán las chuches? a mí me encantan!!!


Busqué tarritos de cristal, compré gominolas de colores rojo y verde, los colores que me parecieron más apropiados para la navidad, compré parafernalia para decorarlos (mira que no haber en mi pueblo una tienda que venda de todo esto...), cinta de cuadros vichy en rojo y verde y borlones en los mismos colores.


La decoración culminaba con un angelito hecho con materiales que suelo tener siempre como son cápsulas de madalenas, blondas y cartulina.


Como los botes no tenían tapaderas me vinieron genial taparlos con unas cápsulas de madalenas sujetas con unas cintas.

Y un árbol de navidad contenía un breve pero sincero mensaje...


La verdad que me encantó elaborar estos detalles y ver el resultado final fue una gozada!
Volveré a repetir la experiencia jugando con otros diseños y temáticas.


Ya puesta hice varios tamaños, cual de todos más chulo!
Y mi agradecimiento estaba de camino...


Muchas gracias Ana, muchas gracias Mariola, muchas gracias Domin por ayudarme a hacer esta idea realidad!

Todo es por tí Lucas!

Espero que os haya gustado!

Besos. Mª José.

martes, 2 de julio de 2013

LA GALLETA DE LUCAS

Cuando te embarcas en un proyecto galletil tienes que tener pensado hasta el más mínimo detalle, nada se puede dejar al azar, aunque muchas veces, sobre todo por falta de tiempo, se recurre a la improvisación y he de reconocer que se obtienen muy buenos resultados.
Ya durante el embarazo tuve claro que le diseñaría una galleta a mi bebé aunque hasta que no llegó su nacimiento y supe que era un niño no sabía qué haría. Cuando le vi la carita por primera vez a Lucas fue tan bello y tan puro lo que sentí que era eso lo que quería que sintieran todas aquellas personas a las que les fuera obsequiada la galleta además de que con este hecho les entregaría un trocito de Lucas. Con toda esta información me puse manos a la obra.
La galleta que diseñé es esta...
 
  
Tras tener claro todo lo que quería transmitir con la galleta, lo primero fue decidir su forma. No quería las típicas como pueden ser un carrito, un biberón o un body, elegí un CORAZÓN pues para mí, además de representar al amor es símbolo de vida como lo es la llegada al mundo de un bebé. Lo cubrí de fondant BLANCO pues significa PUREZA como lo es cualquier bebé, puro. Tenía claro que su nombre aparecería en el diseño pues es su identificación, además de que es muy bonito y transmite personalidad, LUCAS, y lo transcribí en AZUL pues representa al sexo masculino. Quedaba el toque final, y como no, fueron mis queridas MARIPOSAS las protagonistas de ocupar la otra parte del diseño pues para mí representan la BELLEZA y la LIBERTAD, como lo es Lucas, bello y libre.
La MARIPOSA AZUL es por ser un niño y la MARIPOSA AMARILLA y más grande que la otra quise representar la AMISTAD, que es lo que para mí significa ese color.
 

En resumen, es un CORAZÓN que significa una nueva VIDA, está cubierto de BLANCO que significa PUREZA, la personalidad en la galleta la pone su NOMBRE, LUCAS en color AZUL por ser un NIÑO y acompañado de dos MARIPOSAS, representando la BELLEZA Y la LIBERTAD y teñida de amarillo representando la AMISTAD, uno de los grandes valores que transmitiré a Lucas en cuanto pueda.
Todas estas palabras básicamente es lo que representa Lucas para mí y es lo que he querido expresarle a las destinatarias de estas galletas.


¿Habrá un ser vivo más puro, bello y libre que un bebé? Rotundamente NO pues mi bebé, Lucas es todo eso y mucho más... Es mi VIDA!!!
 
TE ADORO LUCAS!
 
Un beso. Mª José.